Casa Coll i Regàs

BAIXA

Donde estamos

Carrer d’Argentona, 55. Mataró
937 908 474
casacolliregas@casacolliregas.cat
www.casacolliregas.cat
El modernismo en Mataró tiene el nombre del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, protagonista de las principales actuaciones arquitectónicas modernistas en la ciudad.

Es posible que, por todo esto, Joaquim Coll i Regàs, empresario textil, le encargara el proyecto de su casa, hoy convertida en símbolo de la ciudad.

En el año 1896 compró dos casas en el carrer d’Argentona e inmediatamente edificó la suya de nueva planta de acuerdo con el proyecto redactado por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, que quedó terminada en el año 1898. El planteamiento seguía la tradición de las casas de la burguesía urbana de Mataró, y en este sentido es la única casa construida en la ciudad en época modernista.

El 12 de mayo de 1897 Pere Comas, paleta, vecino de Mataró, pidió permiso al Ayuntamiento de Mataró para renovar totalmente las casas núm. 55 i 57 del carrer d’Argentona, las dos casas que Joaquim Coll i Regàs había adquirido el año anterior. A pesar del texto de la solicitud de licencia, la obra consistía en el derribo de las dos casas existentes y la construcción de un edificio de nueva planta, como se aprecia expresamente en los planos del proyecto que acompañan a la petición del permiso de obra.

El proyecto incluye un edificio de cuatro plantas, sótano, planta baja, primer piso y buhardillas, todo construido nuevamente. Los planos del proyecto comprenden la fachada, un esquema de la sección y las plantas baja y piso; no figuran ni la planta sótano, ni la planta de las buhardillas.El planeamiento seguía la tradición de los casales de la burguesía urbana de Mataró, y en este sentido es el único casal construido a la ciudad en época modernista.

Vamos de visita

La casa se puede visitar de jueves a domingo en dos visitas guiadas: La Casa Coll i Regàs, como muestra de una época da a conocer el empuje constructivo y la configuración del nuevo ensanche de Mataró en el contexto histórico del Modernismo, y la figura de Joaquim Coll i Regàs, un empresario dedicado y comprometido socialmente; La Casa Coll i Regàs, como muestra de las artes modernistas acerca al visitante a las artes aplicadas en la casa desde la vertiente más artesanal. Todas las visitas incluyen un café en el patio.

Durante la visita se pueden contemplar entre otros objetos, una luz de techo original de la Casa Coll i Regàs, una pieza tipo farola realizada en vidrio policromado y emplomado con estructura de latón; y una arquimesa perteneciente al mobiliario original de la Casa que la Fundació Iluro ha recuperado y restaurado.

La Fundació Iluro también ofrece unos talleres pedagógicos dirigidos en las escuelas: Urbanitz’art, que permite a los más pequeños trabajar el proceso creativo del artista modernista; Materialitz’art para conocer los materiales empleados en la creación en época modernista y compararlos con materiales actuales utilizando impresoras y lápices 3D (este taller también se ofrece en visita familiar el primer domingo de cada mes), y Debates desde el obrador, un espacio de diálogo para comparar los ámbitos de la sociedad del Modernismo con la sociedad del s. XXI.

Finalmente, para llegar a nuevos públicos se ha creado la actividad El misterio de la Casa Coll i Regàs, una actividad donde experimentaréis la diversión de un Escape Room y la emoción de un Treasure Hunt. Todo esto, con la particularidad de desarrollarse en un espacio cultural y singular.

Por otro lado, el edificio se pone a disposición de empresas y particulares que quieran celebrar acontecimientos en un marco único y lleno de historia.

Visitas y reservas
visites@casacolliregas.cat
682 156 765

Joaquim Coll i Regàs

Nació en Mataró en 1855. Su padre y su abuelo Coll eran sastres. El abuelo materno Feliciano Regàs era fabricante.

Joaquim Coll i Regàs continuó la empresa de su abuelo y de sus tíos maternos que, a la vez, era sucesora de la creada al inicio del siglo XIX por el ingeniero Antoni Regàs i Borrell (Mataró, 1752-1837), quién inventó una máquina de hilar. La empresa se inició en el carrer d’en Moles 9, después pasó a la plaza de Cuba, esquina con el carrer de la Unió, y más adelante se trasladó a unos edificios de nueva planta en el carrer de la Mercè, actualmente Camí Ral, junto a la Avinguda Recoder, que también tenían un cuerpo edificado en el carrer de Churruca. La fábrica Coll i Regàs tenía el nombre comercial de Sobrino de Antonio Regàs.

El año 1880, Joaquim Coll i Regàs se casó en la iglesia de Sant Josep con Magdalena Surià i Prados. Entre los años 1882 y 1889, el matrimonio tuvo seis hijos.

Y decidió construir una casa familiar. Por eso, en 1896 compró dos casas en el carrer d’Argentona e inmediatamente edificó la suya de nueva planta de acuerdo con el proyecto redactado por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, que quedó terminada en 1898.

Instalada la familia Coll en la nueva casa, no tuvo mucha suerte. Primero murió la madre y Joaquim Coll se casó en segundas nupcias con Dolors Jaumandreu i Frigola. Y muy pronto, en 1903, quedó afectado de una enfermedad mental que lo incapacitó. Murió en Barcelona en 1904.